Un tesoro confirmaría la existencia de La Atlántida

Durante años se debatió entre los historiadores más cultos la existencia de la mítica ciudad bajo el mar, Atlántida, de la que hablaba Platón en sus manuscritos de Timeo y Critias . Muchos llegaron a la conclusión de que era casi imposible que existiese tal isla hundida. Pero, para el asombro de unos y la curiosidad de otros, todo apunta a que sí, efectivamente fue real

035854_600

Según la evidencia que encontró un grupo de buzos de la asociación Mare Nostrum, en el mar de Gela, costa meridional de la isla Sicilia en Italia, se indica que se realizó un descubrimiento histórico para la humanidad, pues los buzos hallaron 39 lingotes de oricalco. ¿Pero qué tiene que ver en eso Atlántida? Simple, oricalco, es el legendario metal, llamado “cobre de montaña” y era la principal materia prima utilizada -según los antiguos- en la ciudad que le rendía tributo a Poseidón, Atlántida

Como consigna la BBC, el lugar desde donde fueron rescatados los lingotes corresponde al sitio donde se hundió una embarcación que llevaba el tesoro en su cargamento. Se supone que la nave sucumbió cuando se encontraba a punto de entrar al puerto de Gela. Según Sebastiano Tusa, encargado de la superintendencia del mar de Sicilia, “el naufragio data de la primera mitad del siglo VI” y agrega que “fue encontrado a 300 metros de la costa a poco más de tres metros de profundidad”. Hasta el momento no se ha encontrado nada similar en la historia sobre este tipo de tesoros, he ahí su simbólico valor

hallan-39-lingotes-de-oricalco-en-el-mar-de-gela_164849

Con este sorprendente hallazgo, se abre la puerta a la existencia de Atlántida y los expertos en historia antigua y minería, podrían descubrir la veracidad de las historias del filósofo griego Platón gracias al oricalco.

El oricalco u orichalcum, como se le denomina en la Antigüedad, es un metal legendario que aparece mencionado en los muchos escritos antiguos. El término, en sí, deriva del griego y significa “cobre de montaña”. Su leyenda se magnifica porque el filósofo griego Platón, que vivió entre los años 427 y 347 a. C. aproximadamente, lo menciona en sus escritos sobre la Atlántida. Según se extrae de estos longevos textos, el oricalco es el segundo metal más valioso de la época y predomina en muchas partes de la Atlántida. Es un metal que nace de la aleación de cobre, zinc y plomo y que era utilizado en la antigüedad para elaborar monedas y objetos de valor, además de utilizarse para rendir culto a Poseidón, el dios de los mares y de las tormentas

Un verdadero acierto submarino genera debates para comprender el pasado, pues el tesoro atlante -metal legendario- sería el segundo más valioso de la época y era extraído de muchas partes de la Atlántida, la cual brillaba gracias “al resplandor rojizo del oricalco”.

Comments

comments