Leer es crecer. Crezca!

Es Conocido el dicho, “leer es crecer”, pero quizás no esté explicado claramente.
Las posibilidades de crecer, no solo son la físicas y económicas, sino también las de los conocimientos. Una persona culta, que maneja distintos temas con soltura, puede desenvolverse mejor, en diversos campos y niveles, aumentando así sus posibilidades de ingresos y bienestar.
Si para un requerimiento laboral, se presentaran dos personas de idénticos antecedentes, es más factible que tomen a aquella de mayor nivel cultural.
Desde que los pueblos conocieron la escritura, encontraron un medio para documentarlo todo. Con la escritura, podían transmitir información, conocimiento, y también comunicarse a la distancia. Lo que no asumieron, era que también les iba a prolongar la vida.
Aunque parezca que no tiene nada que ver, tratare de explicarme.
Muchos pueden pensar, y con razón, que la prolongación de la vida que menciono, se debe a la transmición escrita de conocimientos medicinales, pero como se demostró hace poco a través de un estudio hecho en Suecia, la cultura nos agrega vida.
Conste aquí que cuando decimos “cultura”, nos referimos no solo a la lectura, sino también a una buena película, una obra de teatro, un museo, un recital, una exposición, un concierto, una charla seria, con temas que nos aporten algo.
La universidad sueca de Umea, a hecho estudios, por lo que demuestran que estas actividades, estimularían el sistema neurológico, influenciando así en nuestro beneficio.
Por estos estudios se demuestra estadísticamente, que aquellas personas que frecuentan algún tipo de actividad cultural, suelen tener más oportunidad de vivir que la que no lo hace.
Un análisis de 12.675 casos, arrojaron como resultado que los que NO efectúan algo cultural, tienen un 57% más de riesgo relativo de mortalidad.
Los que tienen alguna actividad cultural, A VECES asumen un 24% más de probabilidad de morir que los culturosos.
Hacer música, también es bueno. Los que tocan algún instrumento, o quienes participan de un coro, tienen un 11% menos de riesgo de muerte.
Los lectores de “una vez por semana”, tienen un 5% más de probabilidad de vida que quienes no lo son.
A pesar de que la imagen de un estudioso o intelectual es la de alguien pálido y debilucho, estos estudios afirmarían que “la actividad cultural, podría incrementar la resistencia a un ancho espectro de enfermedades, o podría dar el ímpetu necesario para lidiar con problemas”.
Los investigadores consideran que a través de los conocimientos culturales, se contaría con una mayor inspiración para enfrentar los problemas cotidianos. Ayuda para reflexionar más claramente, y prepararse para eventos futuros.
También se menciona en este revolucionario estudio, que ya se sabe que EL ORGANISMO RESPONDE A ESTIMULOS CULTURALES.
El hablar o escribir de las experiencias traumáticas, mejora la salud y el sistema inmunológico.
Por eso, y por el hecho de que nos damos cuenta de que todo lo que no sabemos, a medida que sabemos más, es que decimos: Leer es crecer, Crezca!

 

Dan Costas.

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *