La nueva piramide de Egipto

En una excavación en la necrópolis de Dahshur, al sur de El Cairo, unos bloques de piedra despuntaron en la arena. Los arqueólogos egipcios descubrieron este lunes en el enclave los restos de una pirámide de 3.700 años de antigüedad levantada durante la XIII dinastía faraónica, que abarca del 1802 al 1640 a.C.

En las primeras fotografías reveladas por el Ministerio se observa el tramo inicial de un pasillo que se hunde en el suelo. Además, de acuerdo con la explicación de Adel Okasha, director de la necrópolis, habría una cámara que se comunica mediante una rampa con una habitación del oeste de la estructura de la pirámide, y un bloque de alabastro blanco de 15 centímetros de ancho y 17 de alto en el que hay grabadas 10 líneas de jeroglíficos en vertical.

Jeroglíficos descubiertos en la pirámide.

El tamaño exacto de este monumento mortuorio, la pirámide número 123 en suelo egipcio, según el arqueólogo y exministro de Antigüedades del país del delta del Nilo Zahi Hawass, no podrá conocerse hasta que avancen los trabajos de prospección en la zona.Para este experto, los vestigios hallados en Dahshur parecen indicar que la construcción se erigió como tumba para “una reina que habría sido enterrada cerca de su marido y sus hijos”. “La esperanza ahora es encontrar cualquier entrada para averiguar la identidad de esa posible reina. Podría ser una adición para la historia”, celebró Hawaas.

El hallazgo ha sido realizado al norte de la pirámide del rey Seneferu, de la IV dinastía (2613-2494 a.C.) y se encuentra en un “sorprendente buen estado de conservación”, según el comunicado ministerial.

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *