El hombre Polilla

La historia de un ser alado, con apariencia de hombre, y enormes y oblicuos ojos rojos, parece haberse iniciado en los Estados Unidos.

Según las descripciones de testigos oculares, que posteriormente lo habrían observado en distintos países alrededor del mundo, fue coincidiendo en las características generales. Se trata de un ente enorme, de más de 2 metros de altura, cubierto de un traje, o con piel color gris oscuro o negro. Presenta 2 enormes alas membranosas, las que pliega a su espalda, al estar posado. En su cara se destacan brillando, 2 enormes ojos rojos. Estos ojos son oblicuos, y parecen tener poderosa influencia hipnótica.

Se tiene noticia que ha sido avistado en gran cantidad de Países. En por lo menos tres Continentes, se tiene noticia de sus apariciones. En lugares tan distantes como EEUU, España, Alemania, Méjico, Canadá, Argentina, Perú, y varios países detrás de la “Cortina de Hierro”.

Muchas veces fue visto posado en tierra, o sobre altos edificios, puentes y cerros.

No se tuvo ninguna noticia de alguna agresión por su parte, a los seres humanos.

Los testigos no han podido determinar si viste un traje enterizo, o si su exterior es una piel con pelo tupido y corto. No se ve que tenga zapatos, Al volar, despliega sus alas, pero no se observa ningún movimiento en ellas.

Se lo ha escuchado emitir fuertes chillidos  que aseguran son similares a los de los murciélagos, aunque más prolongados.

El primer avistamiento del hombre-polilla u Mothman parece ser el ocurrido una oscura noche del mes de noviembre de 1966 en Point Pleasent, localidad norteamericana de Virginia occidental. Dos matrimonios que paseaban en auto, ven al costado de la ruta, cerca de un antiguo depósito militar, llamado TNT por los lugareños, ya que durante la segunda guerra era un depósito de explosivos, con una criatura de dos metros de altura, dos alas plegadas a la espalda y dos ojos rojos y brillantes, caminando tranquilamente en dos piernas, y que los mira fijamente.

El conductor del auto, pisa el acelerador y se aleja de allí a más de 160 kilómetros por hora. La extraña criatura extendió unas alas de unos tres metros de envergadura y remonta el vuelo, dirigiéndose hacia ellos.

Parece no tener ninguna dificultad en seguir el auto a pesar de la velocidad alcanzada por éste. Lo hace a gran altura y sin batir las alas. Abandona la persecución, al acercarse a la entrada del pueblo. Lanzar un fuerte chillido, y se pierde en las alturas.

Aseguran los testigos, que se sintieron muy asustados por esos dos grandes ojos rojos.

Al día siguiente, una mujer que se encontraba sentada en un auto estacionado, aseguró haber visto un monstruo.

En la penumbra, ve un enorme bulto arrastrandose en el piso y que lentamente fue poniéndose de pie, tomando la forma de un hombre aunque bastante mas alto. Era de color gris oscuro, con dos terribles ojos rojos que te mareaban.

Mas tarde, el hombre-polilla fue visto por unos pilotos de una base militar cercana y por agricultores de la zona.

La noticia se difunde rápidamente y Point Pleasant se convierte en el foco de atención de mucha gente. A pesar que muchos curiosos recorren toda la comarca, no se encuentra ningún rastro de él.

Unas semanas más tarde, una joven que manejaba su auto en la carretera 62 del vecino condado de Mason, contempló como lo que parecía un hombre vestido de gris, que desplegó unas enormes alas y se dirigió contra su coche, desviándose cuando estaba a punto de chocar con el mismo. Se refiere a los ojos del ser, asegurando que no podía dejar de mirarlos.

Casi un año después, en Point Pleasant el 15 de diciembre de 1967 el Silver Bridge, el puente sobre el río Ohio cerca del pueblo, se derrumbó causando la muerte de 38 personas. Para muchos, este accidente cerraba un extraño ciclo que, algo más de un año antes, había comenzado con los avistamientos de aquella criatura alada humanoide de más de dos metros de altura, grisácea, alas plegables y unos ojos rojos de más de 5 centímetros de diámetro, dotados de un poderoso e inolvidable brillo hipnótico.

Hubo quienes relacionaron la extraña aparición del Hombre Polilla, como una especie de aviso de la inminencia de la catástrofe.

paranormal00z25

Inmediatamente, varios lugareños declaran haber recibido en sueños, la advertencia del Hombre Polilla que no se acercaran al puente Silver Bridge ese infausto.

Estos hechos inspirarían luego la aparición del libro “The moth-man Prophecies”, escrito en 1975 por John A. Keel, que a su vez inspiró la película “Mothman: La última profecía”.

No tardan en aparecer quienes aseguran que el moth-man aparece siempre antes de una gran desgracia o catástrofe. Por eso, muchos relacionan que semanas antes que se produjera el accidente nuclear en la estación atómica de la localidad de Chernobyl, en abril de 1986, varios lugareños afirmaran haber visto a una extraña criatura alada.

Como confirmando esta teoría, después que los aviones secuestrados por la red terrorista Al Qaeda derrumbaran las Torres Gemelas de Nueva York, el 11 de septiembre del 2001, entre las numerosas fotografías que tomaron, encuentran una, donde, en medio del humo y el polvo, aparece un ser alado volando sobre Manhattan.

Por último, en marzo de 2009, en la ciudad mexicana de Chihuahua, varios lugareños y automovilistas avistaron la aparición  de una criatura alada que parecía el moth-man.

Curiosamente, esta criatura se dejó ver días antes que estallara en México una masiva epidemia de Gripe A, que provocó la muerte de numerosas personas.

Aun en nuestros días, este enigmático Hombre-Polilla sigue siendo materia de discusiones. La gran mayoría, niega su existencia, muchos lo relacionan con la ufología y otros afirman que se trataría de una criatura humanoide mutante.

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *